Autor: Vicente González Página 1 de 2

Fundador de Elcatavinos.com.
AEPEV, UEC y FIJEV.
Lleva más de 25 años catando vinos, pateando viñas de toda nuestra geografía y escribiendo sobre ella.
Enamorado de la Vitivinicultura, inveterado podador y empedernido en el descorche.

Museum Numerus Clausus 2010. Carácter y elegancia

De Cepa en Cepa es el inicio de un camino con la sumisa intención de dar a conocer parcelas, garajes, personas y vinos que están discretamente ocultos al público en general, privados de un reconocimiento merecido, haciendo justicia pondré mi grano de arena y mis humildes palabras para describir a estos grandes productos, lugares y personas.

Como este primer artículo va de justicia he querido empezar por un vino que solo en su nombre evoca derecho y taxativamente un número de unidades limitadas. Museum Numerus Clausus 2010.

Este vino proviene de parcelas de la Do Cigales, tierras conquistadas a los Vacceos por las legiones romanas, una comarca poblada en esa época por etnias (tribus: astures, vacceos, arévacos, etc.), estos antiguos pobladores dedicados al cooperativismo agrario.

La gente de los Vacceos reparten anualmente la tierra que poseen entre sus miembros, repartiendo la cosecha según las necesidades de cada cual, condenado a muerte quienes oculten algo o guarden para sí lo que no les corresponda.

Diodoro De Sicilia.

Las pisadas de las sandalias romanas a estas tierras de la Ribera del Pisuerga marcan un inicio prometedor a un enclave que siempre ha pasado del epicentro a la frontera, 2000 hectáreas de viñedos con distintos terruños que miran a un rio acomplejado pero siempre valeroso en aguas frente a su portero fluvial rio Duero.

En este enclave los romanos construyeron un puente vigilado por un alto cerro o cabezo que da nombre al municipio De Cabezón de Pisuerga, este puente fue el epicentro de un ir y venir de gentes de paso a toda la cornisa cantábrica ya que este paso fluvial unía Astúrica Augusta (Astorga) a Clunia (Peñalba de Castro) en época romana.

Es en esta época cuando se sospecha la plantación de vides ya que la dieta del soldado romano según Polibio era de vino, al soldado se le asignaba una ración mensual de tres modios de vino (el modio equivalía a 8,736 litros-kilos).

Este puente de gran relevancia en la época medieval y que hace que a través del cobro de un portazgo por cruzarle se asienten en la comarca monasterios cistercienses, grandes precursores del cultivo de la vid para acompañar el rito religioso cristiano.

Para acabar esta introducción histórica de la comarca y siendo lo más breve posible no puedo pasar por alto la importancia de la zona en el siglo de Oro Español, los vinos de Cigales regaban a las cortes de Castilla afincadas en Valladolid y los amplios festejos de sus nobles en época de Carlos V y su hijo Felipe II provenían de unas viñas a las que hago referencia.

El asentamiento vitícola en la comarca es para sacar pecho, pero la vitivinicultura de la zona durante años ha sido la elaboración de claretes que a partir del año 1985 experimentan con tintos, viñas centenarias dedicadas a la elaboración de rosados de escaso valor en el mercado pero con amplia tradición.

En 1999 se asienta en estos paramos Finca Museum, marca creada por la expansión del Grupo Barón de Ley fuera de La Rioja, camino iban de cruzar el Pisuerga dirección al rio Duero pero una corazonada y un viñedo singular les hace optar por asentarse en esta zona, aquí nace la nueva historia de un vino singular y único que manifiesta el potencial de unos viñedos que nada tienen que envidiar a sus vecinos de la cuenca del Duero.

Viñas de 100 años de escasa producción.

El terroir de las parcelas de las que posteriormente nace este vino son pobres pero diversos, arenas con limos, guijarros o cantos rodados en la superficie que calientan los racimos en las frescas noches de su previa vendimia aportando una fascinante y lenta maduración. El fondo de los suelos son margas y arcillas donde se dirigen las raíces de estas viñas con más de 100 años buscando para sus frutos humedad, color y finura, viñas que a través de los años y en formación evocan a las legiones romanas impregnando cosecha a cosecha elegancia y singularidad.

Canto rodados sobre gravas. Autentico Terroir.

El clima es severo, alta insolación estival y muy reducida en inviernos crudos, la temperatura varía entre 39º C y -6º C. Las tres parcelas de las que proviene tienen un rendimiento irrisorio, de 1000 a 1500 kg hectárea plantadas a una altitud de 800 metros sobre el nivel del mar.

4000 botellas numeradas que muestran la exclusividad, la elegancia y la finura creadas por la fermentación exclusiva de levaduras indígenas de la propia biología de las viñas de las que proceden.

La crianza de Numerus Clausus se realiza en roble francés de dos tonelerías distintas durante 30 meses, embotellado en julio de 2014 duerme en reposo y oscuridad durante 41 meses.

Un vino con gran limpidez y brillantez, de color oscuro granate, en el borde de la copa muestra su disposición a durarnos años mostrándonos reflejos rubí. En nariz es grandioso e intenso mineralmente, balsámico, raíz fresca y especias marcadas de recuerdo a clavos, frutas de zarza, notas a toffe y finura en roble.

En su paso bucal es aterciopelado, goloso, amplio y equilibrado, denso y manifiestamente elegante y fino.

Un vino que muestra el potencial de la comarca para la elaboración de tintos gracias a un patrimonio vitícola inmejorable, viñedos que con pasión y paciencia nos expresan ese carácter autóctono de Cigales.

  • Bodega: FINCA MUSEUM VIÑEDOS Y BODEGAS
    • Ctra. Cigales – Corcos Km. 3
    • 47270 Cigales, Valladolid (España)
  • Teléfono: (+34) 983 581 029
  • Web: http://www.bodegasmuseum.com/
  • DO: Cigales
  • Tipo: Tinto, 14,5%
  • Cepas: Tempranillo 100%
  • Precio: 65 Euros
  • Puntuación: 96/100

Carácter, identidad y personalidad…

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 20200423_195051-1.jpg

Elcatavinos.com se publicó hace 20 años, dos décadas relatando a nuestros lectores el avance en la calidad de los vinos españoles. Corría el año 2000 cuando empece a disfrutar dando a conocer el vino español a través de páginas y artículos, en esa fecha teníamos en España 61 Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas donde se plasmaban las reconversiones y mecanización de los viñedos españoles, la mayor extensión mundial de Vitis Vinifera.

El generoso cambio del sector del vino español ha quedado de manifiesto gracias a la transformación horizontal de toda su cadena de valor, ampliando exportaciones, generando riqueza y reputación internacional con el incipiente y creciente Enoturismo vinculado a los territorios y a sus ciudades a través de Rutas y Asociaciones.

Toda esta transformación que innegablemente a contribuido a reconocer a los vinos españoles en el exterior ha venido de la mano de una nueva generación de jóvenes enólogos, las bodegas han sabido adaptarse e implementar la tecnología en sus elaboraciones y distintas comarcas. La flexibilidad de las normas de los consejos reguladores han ido en la dirección de consolidar la calidad y aumentar el numero de variedades foráneas en una clara intención de ampliar los intereses económicos.

En esa transformación del viñedo no se respetó la tipicidad y solo se aposto por la calidad, regulando el volumen de cosecha sin tener en cuenta otros parámetros como la edad del viñedo o la singularidad de los mismos. Actualmente varios consejos reguladores están llevando a sus reglamentos estos viñedos singulares o delimitaciones de parcelas a través de vinos de finca o municipio.

Hoy por hoy la gran mayoría de los consumidores ve en el precio de los vinos la única diferencia entre calidad y singularidad, España cuenta a día de hoy con 138 DO e IGP donde ni el más aderezado del sector las ubica, los reglamentos se solapan y con manifiesta duplicidad se confunden unos con otros, una contraetiqueta ya no es sinónimo de excelencia, solo de calidad registrada a través de unas normas que para muchas iniciativas vitivinícolas no aporta ningún interés al que acogerse.

Carácter, identidad y personalidad… Un vino con estos adjetivos solo se consigue desde la obsesión por la búsqueda de la excelencia, cuidando nuestro patrimonio vitivinícola y poniendo en valor la variedad autóctona, con pasión, amor y dialogando con la tierra.

Con esta premisa empezamos esta nueva etapa donde daremos a conocer vinos diferentes, proyectos innovadores donde la tecnología tendrá poco que ver, vinos que reflejen trabajo y esmero, vinos sublimes que manifiesten ese amplio patrimonio vitivinícola olvidado por su escasa producción.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es inicio-1024x450.jpg

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén